Bitcoin, la moneda virtual de Internet

Bitcoin, la moneda virtual de Internet

Contenidos:

  • Definición y características básicas
  • Bitcoins y el usuario básico
  • Beneficios y ventajas de Bitcoin
  • Origen del Bitcoin
  • Bitcoin sin inflacción: libre y descentralizado
  • Monedero para BITSCOINS
  • Conseguir BITSCOINS
  • Sobre el Mining
  • El malware de Bitcoins llega a Skype
  • Sitios que aceptan Bitcoin
  • Principales aplicaciones para usar Bitcoin
  • Conceptos previos
  • Transacciones y bloques, los pilares de Bitcoin
  • Mining: la generación de monedas
  • Seguridad y recomendaciones para posibles estafas
  • Conclusiones
  • Noticias relacionadas

Tags: Hash, mining, miners, moneda virtual, moneda digital, firma digital 
RelacionadoTarjetas de Crédito con Chip: Tecnología EMV y PayWave , Etiquetas RFID y Tecnología MifareGeolocalización GPS y Riesgos de Privacidad 

Definición y características básicas

Bitcoin es una moneda, como el euro o el dólar estadounidense, que sirve para intercambiar bienes y servicios. Sin embargo, a diferencia de otras monedas, Bitcoin es una divisa electrónica que presenta novedosas características y destaca por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio.

Veamos algunas de estas características:

  • No pertenece a ningún Estado o país y puede usarse en todo el mundo por igual.
  • Está descentralizada: no es controlada por ningún Estado, banco, institución financiera o empresa.
  • Es imposible su falsificación o duplicación gracias a un sofisticado sistema criptográfico.
  • No hay intermediarios: Las transacciones se hacen directamente de persona a persona.
  • Las transacciones son irreversibles.
  • Puedes cambiar bitcoins a euros u otras divisas y viceversa, como cualquier moneda.
  • No es necesario revelar tu identidad al hacer negocios y preserva tu privacidad.
  • El dinero te pertenece al 100%; no puede ser intervenido por nadie ni las cuentas pueden ser congeladas.

En cierto modo, Bitcoin se asemeja al dinero en efectivo que todos conocemos. Además de presentar muchas de las características de este conocido medio físico, al usar Bitcoin siempre mantenemos el control de nuestros fondos. Adicionalmente, también disponemos de muchas de las ventajas que el medio digital nos ofrece: es inmediato, puede mandarse a cualquier parte del mundo, etc.

Bitcoins y el usuario básico.

Cada vez está tomando más importancia como divisa, de hecho en 2012 fue la divisa que más se revalorizó frente al dólar y eso le da importancia. Internet ha transformado muchas cosas, y una de ellas es nuestra forma de ver el dinero. Ha pasado de ser algo físico a ser un bien intangible, un número en una página. 

Sabemos que está ahí porque confiamos en la autoridad de los bancos, creemos en su valor porque sabemos que las entidades lo gestionan como si fuese dinero físico y tangible, sin que podamos sacarlo del aire.

Con Bitcoin, la moneda P2P en auge, el asunto es diferente. No hay entidades en las que confiemos. No hay un banco que nos asegure “este dinero es real”. En su lugar, la validez de Bitcoin reside en su tecnología, en todas las técnicas que aseguran que funciona como si fuese una moneda real.

Estamos hablando de una moneda o medio de pago digital que no es tangible de ningún modo y que es completamente anónima. ¿Cómo se usa pues esta moneda? ¿Cómo podemos empezar? Hay muchas cosas a tener en cuenta, y la red no es que ayude precisamente al usuario novel. Vamos a ver qué procedimientos hay que hacer para probar esta moneda que capta cada vez más interés y más polémica.

1 BTC = 68,85 USD (valor permanentemente variable)

Antes que nada, hay que tener en cuenta algo importante: la palabra Bitcoin puede sonar a moneda barata, pero su valor mientras escribo estas líneas es de casi 54 euros. Esto puede cambiar de la noche a la mañana, pero advierto de antemano que las cantidades en Bitcoins (o BTC) de las que vamos a hablar rondan las centésimas, milésimas o incluso millonésimas partes de un Bitcoin, pero traducido en euros y dólares son cantidades muy comunes que usamos en el día a día. Para que os quedéis con un ejemplo, suscribirse un año a una cuenta Pro I de Mega cuesta 1,7 Bitcoins.

Una de las dudas que genera es: ¿por qué necesitamos una nueva divisa? Desde luego no es porque sea virtual. Los dólares, euros y en general las divisas tradicionales se pueden usar como virtuales (mediante tarjetas de crédito, por ejemplo). De hecho la cantidad de dinero en circulación de forma virtual es muchísimo superior a los billetes impresos en circulación. Al final el dinero que tenemos es únicamente un número en una base de datos de nuestro banco.

Beneficios y ventajas de Bitcoin

En la actualidad, Bitcoin es la moneda digital más usada de todo el mundo[1] y hay buenas razones por las cuales se está haciendo cada vez más popular. Tanto usuarios particulares como vendedores y propietarios de negocios encuentran en Bitcoin importantes ventajas que les han llevado a adoptar este sistema. Algunas, ya las hemos mencionado al principio de la página, pero hay muchas otras razones beneficiosas que veremos a continuación.

Bitcoin ofrece seguridad al comprador y al vendedor: En el pasado cercano, brechas de seguridad han causado el robo de miles de números de tarjetas de crédito, dejando desprotegidos a compradores que han podido sufrir importantes pérdidas. Cuando realizamos compras con Bitcoin no tenemos que revelar información sensible como por ejemplo números de tarjeta de crédito o cuentas bancarias y por lo tanto no existe riesgo alguno de que esta información le sea sustraída al vendedor online.

Bitcoin también es preferible a otros sistemas de cobro online, sobretodo para el vendedor. En Bitcoin las tasas por transacciones son muy bajas y no existe riesgo alguno de que compradores fraudulentos y estafadores reviertan el pago, quedándose tanto con el producto como con el dinero.

Finalmente, las características de Bitcoin permiten a las páginas establecer un servicio de fideicomiso, asegurando que el vendedor sólo reciba el dinero si el producto ha llegado satisfactoriamente a su destino. Esto es usado frecuentemente en páginas de subastas y venta de productos de segunda mano.

Bitcoin abarata los costes al eliminar los intermediarios por completo: A día de hoy es aún muy común que el envío de dinero a cualquier parte del mundo conlleve importantes tasas o comisiones debido a la gran cantidad de intermediarios que hay en el proceso. Ello incluye: Comisiones por transferencia bancaria, comisiones por aceptar o usar tarjetas de crédito o débito, comisiones por usar servicios de “envío de dinero” o comisiones por usar servicios de “pago online”. 

En Bitcoin no hay intermediarios y el dinero pasa directamente de persona a persona: de comprador a vendedor o de particular a particular. 

Esto reduce el precio de enviar dinero sustancialmente y permite también vender productos y servicios a un precio más justo. 

Bitcoin es justo: En muchos sistemas tradicionales nos encontramos que enviar dinero es mucho más fácil que recibirlo. Esto dificulta la creación de nuevos negocios y tiendas online. Sin embargo, con Bitcoin, ambas opciones son igual de sencillas y cualquiera puede enviar y recibir dinero sin ningún tipo de restricción. Además, si eres dueño de un negocio, tanto digital como físico, no cuesta nada empezar a aceptar bitcoins.

Tus bitcoins son sólo tuyos: El sistema descentralizado de seguridad que hay detrás Bitcoin hace imposible que cualquier otra persona que no disponga de tus credenciales pueda acceder a tu dinero. Tus bitcoins son tuyos y no pueden ser congelados o secuestrados, no se puede cerrar ninguna cuenta y sólo tú tienes acceso a ellos las 24 horas del día, 365 días al año. Este aspecto es para muchas personas quizá el más importante: sentirse realmente dueños de su dinero y poder estar seguros de ello. 

Bitcoin es democrático: la economía de las personas. Cuando decimos que Bitcoin está descentralizado y que no hay ninguna institución, empresa, Estado, organismo o asociación detrás de ello que lo controle, es literalmente así. No es una metáfora, sino que realmente el sistema informático de la actualidad permite la creación de esta moneda digital segura y fiable que favorece el libre intercambio económico entre personas de todo el mundo. 

Origen del Bitcoin

Entonces, ¿por qué surge Bitcoin? La gracia económica de Bitcoin es que la escasez de la moneda está en la base de su diseño. El número de Bitcoins en circulación no puede crecer arbitrariamente. El diseño matemático es bastante complicado para dotar de seguridad a este aspecto, y de esto hablaremos en nuevas entradas. Pero lo principal ahora es hacer un salto de fe y considerar que el número de Bitcoins crecerá a un ritmo controlado, suficiente para absorber a los nuevos usuarios de la moneda.

Lo bueno de este modelo es que no hay injerencias externas, rescates financieros ni nada similar. Nuestros ahorros en Bitcoins estarían seguros. Nunca habría un político que interfiera en la política monetaria y decidiera que los ahorradores deben pagar parte de sus ahorros para salvar a la gente muy endeudada. Y esto está en el diseño del sistema, es decir, no estamos hablando de prohibir por ley interferir con la moneda (cosa que ya sucede ahora, y por eso los Bancos Centrales están relativamente separados del poder político) ya que las leyes se pueden cambiar y las decisiones de instituciones supuestamente independientes se pueden influir.

Por tanto con Bitcoin tenemos una moneda que está diseñada explícitamente para ser escasa, luego cumple el primer requisito para ser una moneda o divisa. Pero recordemos que hay un segundo requisito, que es que sea aceptada por la sociedad. Y ese es el punto en el que estamos.

Bitcoin sin inflacción: libre y descentralizado
Bitcoin se considera una divisa como el dólar y el euro, pero se centra en ser usada enteramente por internet. Nada de transacciones físicas. Su código es completamente abierto y al basarse en un protocolo P2P es una divisa completamente descentralizada. No depende ni de un gobierno ni de un banco central.

Esto significa que Bitcoin no depende de una entidad única y disfruta del anonimato completo a diferencia de los pagos que se están impulsando actualmente con tarjeta de crédito, chips NFC o a través de cuentas de usuario de servicios por parte de compañías que tienen nuestros datos personales. Básicamente Bitcoin es tan anónimo como el dinero en metálico: nadie sabe por qué manos ha pasado y por qué manos pasará. Y como Bitcoin no se imprime, evitamos el fenómeno de la inflación.

La abreviatura oficial del Bitcoin es BTC, y su símbolo es una B atravesada con una o dos líneas verticales (|) parecidas a la línea del dólar, aunque sin parte media. 1 BTM se puede dividir en 1000 BTMs o mBTCs, que vienen a ser milésimas partes de un BTC; o en cien millones de Satoshis en honor al creador japonés de la moneda Satoshi Nakamoto.

Como cualquier otra divisa, el valor del Bitcoin va variando. Mientras escribo estas líneas un Bitcoin equivale a 21,92 euros, así que un BTM equivale a casi 0,22 céntimos de euro.

Monedero para BITSCOINS

A pesar de que es innecesario saber esto para usar Bitcoin, considero que es muy importante explicarlo para que cualquiera pueda hacerse una idea más precisa de su funcionamiento y sentirse así más familiarizado con este sistema. ¡Después de todo se trata de nuestro dinero!
Los bitcoins que nosotros tengamos en nuestra dirección no serán un archivo en nuestro ordenador, ningún metal, papel o cadena de texto, sino que en realidad se trata de un valor que nuestra dirección puede tener. De la misma manera que la cuenta de tu banco no representa dinero que está literalmente ahí, sino que es un valor que tu banco le da a tu cuenta. 

Ejemplo: Mario tiene 50€ en su cuenta de banco y por lo tanto el valor de la cuenta de Mario es de 50€.

Cuando Mario se gasta 20€, el banco hace un registro de la transacción y apunta el nuevo valor de la cuenta de Mario que ahora es de 30€.
Las direcciones de Bitcoin funcionan de la misma manera. A cada dirección le corresponde un valor que puede subir o bajar según las transacciones que realicemos. Aquí es cuando entra en funcionamiento la red “peer to peer” que mencionamos en el capítulo anterior. Los nodos conectados se encargan de registrar el nuevo valor de la dirección y difunden la información de dicha transacción por toda la red, quedando respaldada de forma inalterable gracias a un complejo sistema de seguridad criptográfico.

Este sistema resulta infranqueable y hace imposible cualquier tipo de trampa. Sin embargo y por la misma razón, todas las transacciones serán absolutamente públicas y transparentes, algo que en el sistema tradicional no ocurre. ¿Es eso malo? No, pues nadie conoce la identidad de la persona que hay detrás de la dirección usada (a menos que esta lo haga saber) y se preserva la privacidad de los usuarios. Para el resto de personas tu transacción será sólo un número, sin que sepan quién ha enviado o quién ha recibido el dinero. De esta manera se obtiene un sistema que no sólo es seguro a nivel informático sino también da confianza gracias a su transparencia inherente. 

Respondiendo a la pregunta inicial: el valor de tu dirección Bitcoin queda respaldado en toda la red de miles y miles de ordenadores. Lo único que necesitas, por lo tanto, es tu dirección privada. Con estas “credenciales” tú puedes acceder a tus bitcoins desde cualquier ordenador conectado a internet. Tanto en la teoría como en la práctica este sistema es viable y muy seguro, pues sólo el conocedor de la dirección privada puede emitir una transacción válida. 

De la misma forma que guardamos nuestras monedas físicamente en una cartera o monedero, necesitaremos un monedero virtual para poder guardar nuestros Bitcoins. Ese monedero virtual no es más que un código alfanumérico, que se usa como “dirección” donde poder almacenar nuestras monedas. Esos códigos tienen el siguiente aspecto:

9EWeUCmioDhhvUut2KErpLkcUNEKWmzYQZ

Hay infinidad de servicios y programas para crear tu propio monedero, y puedes tener tantos monederos como quieras. De hecho, como Bitcoin es completamente anónimo, hay usuarios que utilizan varios monederos porque así, al dar el código de uno de esos monederos a una persona concreta, sabes exactamente quién te ha pagado.

Para introducir Bitcoins en nuestro monedero virtual podemos comprar divisa cambiándola desde euros o dólares, y también podemos hacer el paso inverso de cambiar Bitcoins por nuestra moneda usual para que nos lo ingresen a nuestra cuenta bancaria. Otra forma de conseguir Bitcoins es mediante el Mining.

Para que las transferencias con Bitcoins funcionen y se pueda eviar el fenómeno del doble gasto (o que se use una misma transacción digital para comprar más de una vez) se necesitan bloques de datos que registran y aseguran todas y cada una de las transacciones que se realicen. Generar esos bloques de datos implica tener un ordenador trabajando a máximo rendimiento, así que el trato es el siguiente: utiliza tu ordenador para generar esos bloques de datos y consigue Bitcoins a cambio.

Es, para los que lo recuerden, algo muy parecido a lo que nos ofrecía la aplicación del Seti: utiliza la potencia de tu ordenador para descifrar datos recogidos del espacio exterior, pero en este caso en vez de colaborar en la búsqueda de vida inteligente en otros planetas el beneficio es un poco de divisa digital.

De esta forma es el propio usuario el que ayuda a sacar la moneda adelante y no un banco central o un gobierno. El Bitcoin no se puede manipular en beneficio de unos pocos, y las tasas que los servicios de transacciones exigen son mucho menores que las que nos piden los bancos actualmente. Para evitar la inflación, la cantidad de Bitcoins que se generarán tiene un tope de 21 millones, cantidad que se liberará de forma regular y controlada hasta el año 2140.

El futuro de este tipo de divisa depende de la adopción de los usuarios y, sobretodo, de las compañías. Pero ya hay algunas como Reddit y Mega que se animan a ofrecer este tipo de transacciones, y no me extrañaría ver como poco a poco más servicios optan por estos pagos alternativos. Las tasas son mucho menores y por lo tanto hay beneficio para el vendedor y para el comprador, y si las compras son internacionales nos ahorramos líos con un Bitcoin universal.

Es pronto para apostar por el Bitcoin como el futuro de las divisas, pero es una propuesta interesante que tiene todos los ingredientes para calar entre los internautas. Y en los tiempos que corren donde una crisis económica está haciendo temblar los cimientos del sistema financiero, ideas como estas son más que bienvenidas.

¿Cómo creo un monedero? Puedes crearlo utilizando una aplicación nativa para tu sistema o una aplicación web. Y basándome en las pruebas que he hecho, aconsejo fuertemente crear un monedero utilizando uno de los servicios web que hay disponibles. Las aplicaciones nativas (incluyendo la oficial) no son muy agradables a la vista y no facilitan para nada al usuario novel todos los procedimientos necesarios (incluyendo un proceso de sincronización que puede tardar más de un día) para activar el monedero cuando en realidad es bastante sencillo.
Para crear un monedero utilizaremos Instawallet (https://instawallet.org/), una web bastante simple. Nos vamos a su web oficial y ya tenemos nuestro monedero creado. Ya podemos empezar a recibir y a enviar Bitcoins. Si recargáis la página crea otro monedero.

En este caso tenemos el monedero 1K9ETC77rcQ3fFGU5uWZBYeH9NATe5TCvU que podremos utilizar para enviar y recibir Bitcoins, y una dirección de internet fijada para poder acceder a ese monedero en concreto siempre que queramos. Mientras que el código del monedero se puede facilitar para recibir dinero, esa dirección es completamente confidencial y sólo para nuestros ojos (fijaos que en la dirección no consta el número del monedero sino un código cifrado, puede confundir). Es lógico: si diéramos esa dirección a alguien es como si le estuviéramos abriendo nuestro monedero de par en par.

Tenemos la opción de enviar monedas justo debajo de la dirección confidencial de nuestro monedero:

La operación de mandar Bitcoins a alguien se reduce a introducir el código del monedero del beneficiario y la cantidad. Nada más, el sistema anónimo de Bitcoin se encarga del resto. Para recibir monedas, como he dicho antes, tenemos que facilitar el código (no la dirección de nuestro monedero sino su código alfanumérico) de nuestro monedero y veremos cómo el saldo de Bitcoins aumenta.

Conseguir BITSCOINS
Existen varias maneras de conseguir bitcoins. La primera es la más fácil: que alguien nos pague alguna deuda en Bitcoins en vez de con la moneda de nuestro país. Le damos el código de nuestro monedero y listo.

¿Y si nadie de nuestro alrededor tiene Bitcoins? Entonces siempre podemos cambiar moneda tradicional por Bitcoins, como cuando cambiamos euros por dólares. Aquí empieza, literalmente, una auténtica pesadilla en forma de docenas y docenas de servicios y portales web que no explican absolutamente nada al usuario novel y están orientadas a los más profesionales del mundo de los cambios de las divisas.

Tras una buena ración de frustración navegando por toda esa colección de servicios, el más simple para los usuarios de pie es Bitcoin-24. Se trata de un portal en el que podemos vigilar el cambio actual del Bitcoin y hacer dos cosas:

– Decirle al servicio que queremos comprar Bitcoins pero sólo cuando éstos tengan cierto valor. Por ejemplo, decirle que queremos coger 40 euros y cambiarlos por Bitcoins pero que lo haga sólo cuando el valor del Bitcoin sea de 10 euros.

– Comprar Bitcoins inmediatamente, con lo que pagamos el Bitcoin por el valor que tiene actualmente. Abonamos una cantidad fija de euros y recibimos la cantidad equivalente en Bitcoins.

Aquí tenéis una captura del proceso:

También podemos hacer esas dos funciones al revés para vender Bitcoins y cambiarlos por euros, jugando así con el valor del Bitcoin para obtener beneficios como quien juega en la bolsa con las acciones de compañías. En el caso concreto de Bitcoin-24 podremos ingresar euros mediante una transferencia bancaria (atentos al resto de opciones que sólo aceptan dólares y a otras webs que no aceptan euros en absoluto), que tarda varios días en completarse por ser internacional.

Por último tenemos una última opción para ganar Bitcoins: el mining o el proceso de generar los bloques de datos que necesita el sistema de Bitcoins para que los pagos sean seguros y anónimos. Para ello necesitaremos una aplicación que pueda hacer mining, y una vez más las opciones son infinitas y muy frustrantes si te pones a investigar sin mucha idea.

Sobre el Mining
Hay dos formas de hacer mining: tú solo o en un equipo de personas que unen esfuerzos para generar Bitcoins más rápidamente. Esos grupos se llaman pools, y para participar en ello sólo basta con configurar adecuadamente una aplicación de “minería” con los parámetros de ese pool que no son más que una dirección remota y una contraseña.

AVISO
el mining no es un proceso sencillo de configurar, y ya he recibido recomendaciones de más de uno avisándome de que lo mejor ahora mismo para los novatos es cambiar moneda clásica por Bitcoins para evitarse dolores de cabeza. Y tras varios días viéndolo, no puedo más que recomendar que sigáis ese consejo. Aún así, si os atrevéis con el terminal y los entuertos con instalaciones de Java, lo más fácil y multiplataforma que he podido ver en cuanto a esto es DiabloMiner, una aplicación ejecutable desde terminal y compatible con Windows, OS X y Linux.

El proceso de mining, con DiabloMiner, implica un trabajo por parte del ordenador que irá procesando datos y generando pequeñas (y cuando digo pequeñas es realmente pequeñas) fracciones de Bitcoin que se irán añadiendo a tu monedero. A grandes rasgos y sin tener en cuenta detalles y conceptos, aportas poder de procesamiento de datos a cambio de recibir dinero.

El malware de Bitcoins llega a Skype
La popular moneda virtual conocida como Bitcoins se ha visto envuelta en un caso de malware que se está propagando a través de la herramienta de videollamadas Skype.

Al parecer, los cibercriminales envían mensajes con enlaces maliciosos que les permiten obtener Bitcoins. Básicamente, si un usuario hace clic en ellos, se les abre una aplicación de “Minería” con la que el autor logra ganar dinero.

En el universo Bitcoin las formas más comunes para lograr el dinero virtual son la compra en webs especiales de intercambio de divisas o bien a través de las conocidas como aplicaciones de minería.

La amenaza, que circulaba por Skype desde el jueves, fue descubierta por los expertos de la firma de seguridad informática rusa Kaspersky Labs, que indicaron que las víctimas era principalmente de Italia, Rusia, Polonia, Costa Rica, España, Alemania y Ucrania.

Además, se sabe que la tasa de clics que recibieron los enlaces maliciosos fueron de 2.000 por hora y que la mayoría de programas antivirus y de seguridad no detectan el el malware.

http://www.siliconnews.es/2013/04/08/el-malware-de-bitcoins-llega-a-skype/ 

Sitios que aceptan Bitcoin
¿Hay negocios que acepten este nuevo concepto de moneda P2P? Pues la verdad es que sí, y no son pocos.

Si quitamos todos los portales de cambio de divisas, quedan un conjunto de negocios que aceptan este tipo de moneda. Los hay de todos tipos: portales de gran tamaño que se atreven a probar los pagos con Bitcoin para ver la reacción de los usuarios, y negocios más bien pequeños o familiares que lo incluyen al resto de opciones de pago para ver si así no tienen que pagar tantos impuestos a los bancos y servicios de tarjetas. Vamos a ver doce de esos servicios que aceptan Bitcoins, porque seguro que muchos reconocéis alguno.

– Reddit, uno de las comunidades más grandes y populared de la red con un interminable número de categorías para hablar de lo que sea, acepta bitcoins para las suscripciones gold de sus cuentas de usuario. Con ellas obtienes funcionalidades extra que las cuentas gratuitas no tienen y te libras de la publicidad en todas las secciones del portal.

– Internet Archive, el portal que almacena un archivo histórico de la red, acepta donaciones en bitcoins. Por si os animáis, el código de su monedero electrónico es 17gN64BPHtxi4mEM3qWrxdwhieUvRq8R2r.

– Otro sitio altruista y que acepta donaciones con bitcoins es Tor, la herramienta de cifrado con la que cualquier usuario puede cifrar el tráfico de red de sus ordenadores y dispositivos.

– Mega, el nuevo servicio de almacenamiento de archivos en la nube de la mano de Kim Dotcom, ofrece mediante un distribuidor autorizado (BitVoucher) la contratación de cuentas de pago usando bitcoins.

– WordPress es otro servicio que no necesita presentación: el portal para crear y gestionar bitácoras acepta bitcoins en sus planes premium y en opciones para comprar temas de pago, dominios propios o espacio y ancho de banda adicional en el hosting.

– El controvertido portal 4chan también acepta bitcoins al vender sus ‘pases’ con los que los usuarios pueden saltarse el CAPTCHA cuando vayan a escribir un mensaje en cualquiera de sus foros.

– Filecloud.io, un servicio de almacenamiento de archivos en la nube, acepta bitcoins y además anima a los usuarios a usar esta moneda con descuentos e incentivos extra y así luchar contra los impuestos que exigen los pagos tradicionales.

– Otro servicio semejante pero más orientado al hosting web en general es IberHosting. Tienen planes desde 30 a 120 euros anuales y aceptan el pago con bitcoins. Hay más portales de este tipo que aceptan Bitcoins, como el servicio de hosting BTCWebHost.

– BitDomain es uno de los pocos sitios que cobran exclusivamente con bitcoins, pero tienen una buena razón: su negocio es vender dominios de forma completamente anónima y eso sólo puede hacerse usando una moneda como el bitcoin. ¿Os gustaría tener un dominio del que nadie de fuera pueda saber quién es el propietario?

– No todo está relacionado con internet o la electrónica: Deportes Pineda, una tienda de artículos de pesca, acepta bitcoins en los encargos de todos sus artículos.

– ¿Tienes una mascota? Puedes comprar su comida por internet en TelePienso, donde aceptan bitcoins como médoto de pago.

Aquí hemos visto sólo doce, pero hay docenas y docenas de webs que aceptan Bitcoins. Mención especial a los sitios con pornografía, que sacan ventaja al garantizar que los pagos con Bitcoin son completamente anónimos y así no hay manera que nadie sepa que has pagado por ver contenido adulto.

Principales aplicaciones para usar Bitcoin

Una de las cosas más importantes que debes saber de este capítulo es que no estás obligado a usar ningún programa o aplicación en concreto. Tus bitcoins estarán siempre asociados a tu dirección, nunca a ningún programa. Es posible usar varios programas distintos en ordenadores o plataformas distintas (Ej. Ordenador y teléfono móvil). Lo importante para poder usar Bitcoin es tu dirección

De hecho, podrías llevar esa dirección escrita o impresa en un trozo de papel mientras viajas por todo el mundo y tus bitcoins viajarían contigo.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de usar una aplicación Bitcoin es su seguridad, pues recuerda que deberás importar tu dirección privada a esa aplicación para que pueda realizar las operaciones necesarias. Veremos a continuación en qué debemos fijarnos y cómo se consigue en la práctica una seguridad óptima. 

Hay tres características fundamentales que cada aplicación o programa Bitcoin debería tener:

– Ser de código abierto o libre: Sólo un programa que revele su funcionamiento interno será confiable, pues es posible verificar que está programado para hacer un uso correcto de nuestras direcciones y claves. 

– Estar respaldado por otros usuarios: A veces nos es imposible comprobar el código por nosotros mismos. Si un programa tiene un respaldo amplio por mucho usuarios, es una buena señal de confiabilidad. 

– Incorporar medidas de protección de la dirección privada: Una buena aplicación Bitcoin debería ofrecer siempre la posibilidad de proteger las direcciones privadas mediante contraseña o frase de paso (una contraseña larga).

Dicho esto, mencionar que el sistema de Bitcoin resulta inviolable gracias a su fuerte sistema criptográfico. El único punto débil es que alguien obtenga nuestra dirección privada y por ello es justamente tan importante usar una aplicación confiable que se encargue de protegerla. 

Mi cartera de Blockchain.info
El servicio “Mi cartera” de la página web Blockchain.info es una aplicación online que permite gestionar nuestros bitcoins de manera rápida, sencilla y sin tener que descargar ningún programa a nuestro ordenador. 

Al disponer de una interfaz ordenada e intuitiva, además de estar en español, se recomienda usar esta página para las personas que tengan su primer contacto con el sistema Bitcoin. La página es conocida por incorporar estrictos sistemas de seguridad y cifrar todas las claves privadas de manera que nadie, excepto el propietario de la cartera, tenga acceso a los bitcoins.

“Mi cartera” tiene además una cuenta de demostración. Accederemos a la cartera de prueba y podremos navegar y hacer uso de las distintas opciones. 

Recomendamos visitar y navegar especialmente por la página de inicio y las secciones de “Enviar dinero” y “Recibir dinero” para hacerse una mejor idea sobre cómo funciona.

Un dato importante es que Blockchain.info no dispone de método alguno para recuperar una contraseña perdida. Al tratarse de una cartera online, esta fue una decisión necesaria para aumentar la seguridad al máximo. Por esta y otras razones, quizá sea recomendable usar una aplicación Bitcoin instalada en nuestro ordenador que incorpore mecanismos de recuperación sencillos.

Aún así, “Mi cartera” es un servicio excelente para empezar a familiarizarse con Bitcoin. 

Webs oficiales: Mi carteraBlockchain.info

Electrum
Electrum es una aplicación Bitcoin offline (se instala en nuestro ordenador) que destaca por su ligereza, rapidez, medidas de seguridad y recuperación.

Es un programa que tiene absolutamente todo lo que necesitamos para usar Bitcoin a diario de una forma segura y confiable. 

Una de las características principales de Electrum, y que ningún otro cliente aún tiene, es la posibilidad de recuperar una cartera si, por ejemplo, se nos olvida la contraseña, mediante 12 sencillas palabras de seguridad.

Al introducir estas 12 palabras que Electrum nos dará la primera vez que lo usemos, será capaz de re-generar todas nuestras direcciones privadas y nosotros tendremos acceso a todos nuestros bitcoins. 

La primera vez que uses electrum te preguntará si deseas cifrar la cartera con una contraseña. Es recomendable siempre usar esta función, pues de lo contrario nuestras direcciones privadas no estarán protegidas si alguien husmea en nuestro ordenador.

Web oficial de Electrum

Bitcoin-qt y Armory
Bitcoin-qt fue la primera aplicación Bitcoin y la que ha sido, hasta día de hoy, testada y probada con más exhaustividad. Es además la cartera recomendada por la página web bitcoin.org y weusecoins.com.

Al igual que Electrum, se trata de un programa instalable en nuestro ordenador y que guarda una copia local de nuestra cartera. La gran ventaja de Bitcoin-qt es a la vez su mayor desventaja.

Para poder usar Bitcoin-qt es necesario descargar el registro de transacciones conocido como “La cadena de bloques”. Este archivo puede pesar varios Gigabytes y la sincronización puede durar varias horas.

La cadena de bloques es una parte fundamental del sistema Bitcoin y al descargarla, estamos formando directamente parte de la red “peer to peer” que asegura la estabilidad y la propagación de Bitcoin y por lo tanto contribuyendo de manera activa. 

Mientras que otras aplicaciones como Electrum se conectan a un servidor para leer la cadena de bloques, Bitcoin-qt la descarga a nuestro ordenador. A cambio de ayudar y contribuir a la red Bitcoin, deberemos esperar varias horas antes de poder usar el programa.

Es por esta misma razón que no se recomienda para usuarios primerizos que quizá deseen probar todo inmediatamente. Además, la interfaz y las funciones de importación y exportación de Bitcoin-qt no son tan amigables. 

Armory es la aplicación Bitcoin más completa y que ofrece más funciones. 

Este es un programa instalable MUY completo que gestiona nuestras direcciones Bitcoin con seguridad, nos permite importar y exportarlas además de usar un sistema de recuperación parecido al de Electrum. Armory dispone de un interesantísimo modo offline que permite firmar transacciones en un ordenador que esté totalmente desconectado de internet.

A continuación podremos transportar la transacción firmada a un ordenador conectado a internet para publicarla a la red y que así se efectúe. El ordenador desde el cual se publique la transacción puede ser un ordenador público, poco fiable o incluso comprometido, pero nunca tendrá acceso a nuestra dirección privada puesto que la transacción fue firmada en un medio seguro.

Para usar Armory en modo online es necesario tener instalado y funcionando el cliente Bitcoin-qt con el cual se comunica para recibir y enviar información a la red Bitcoin.

Web oficial de Bitcoin.org y Armory

Una cartera de papel
Si lo único que queremos hacer es guardar nuestros bitcoins de manera segura, quizá no haya nada mejor que una cartera de papel. Este sistema nos permite imprimir nuestras direcciones y guardarlas en algún lugar seguro de nuestra casa.

Nadie, excepto quien tenga acceso a esta cartera física, podrá gastar los fondos guardados en ella y además se permite la posibilidad de dar o regalar ese dinero a una persona en la que confiemos, simplemente entregándosela de mano a mano. 

Las carteras de papel pueden tener cualquier diseño que queramos. Recientemente se han popularizado diseños que se asemejen a billetes, sin embargo lo único necesario para que funcione son dos códigos QR que contienen la información de la dirección pública y la dirección privada.

Si con nuestro smartphone y una aplicación bitcoin escaneamos el código QR correspondiente a la dirección pública, podremos enviar fondos a nuestra cartera, mientras que podremos retirarlos si escaneamos el código correspondiente a la dirección privada. Así de sencillo. 

Las carteras de papel son sorprendentemente seguras gracias a las siguientes características:

  • Se requiere acceso físico para acceder a los bitcoins.
  • Se pueden hacer fácilmente copias de seguridad, simplemente imprimiendo varias copias.

Para aumentar la seguridad de nuestras carteras de papel es también posible cifrar la dirección privada. De esta manera no basta con tener acceso físico, sino que también requerirá el conocimiento de una contraseña o frase de paso para descifrar esa dirección. Recuerda también de usar papel y tinta de cierta calidad para evitar borrones o deterioro con el tiempo. 

Una buena herramienta para generar carteras de papel es Bitaddress.org, una página que funciona mediante Javascript de manera que todos los cálculos se realizan en tu propio ordenador y resulta segura. Es también posible guardar la página y usarla en modo offline.

Conceptos previos
La tecnología de Bitcoin es compleja, y se utilizan algunos términos técnicos como hash o firma digital. Veámos en qué consisten para entender sin problemas aspectos sobre el bitcoin.

– Hash: Un hash de un objeto (una cadena de texto, un número o cualquier cosa que se pueda representar en bits) es el equivalente de nuestra huella dactilar. Es una identificación única y constante. Dos objetos distintos tienen (teóricamente) hashes distintos. Además, tiene la peculiaridad de que es una función “de una vía”. Es decir, si tienes el objeto es muy fácil obtener su hash. Sin embargo, si tienes el hash es extremadamente difícil obtener el objeto original del que proviene. En el caso de Bitcoin, el algoritmo es SHA256.

– Firma digital: Se trata de un proceso que permite a cualquiera verificar la originalidad de un objeto. De forma similar a cuando pones tu firma en un documento, la firma digital certifica que eres tú quien ha creado, verificado, o aceptado ese objeto. Para ello se usan dos claves, una pública y una privada. La clave privada se “combina” con el mensaje a firmar y se obtiene la firma. Después, para verificar la firma se “combina” la clave pública del firmante con la firma, que debería dar como resultado el mensaje original. Bitcoin utiliza ECDSA, firma digital de curva elíptica, también un algoritmo muy seguro.

Transacciones y bloques, los pilares de Bitcoin

Bitcoin se basa en dos pilares fundamentales: uno es la transacción, y otro el bloque. La transacción es el envío de bitcoins de un usuario a otro.

Una transacción tiene entradas y salidas: de donde viene el dinero y a dónde va. Su ID (identificación) es un hash combinado del ID de las entradas y del ID del destinatario (su clave pública). Así se fija de forma inequívoca quién es el destinatario y de dónde han salido las monedas. Después, ese ID se firma con la clave privada del emisor de la transferencia, quedando certificado que el dinero lo ha transferido su propietario.

Las transferencias se agrupan en bloques. Cada bloque tiene, además, un sello de tiempo, un número de verificación (veremos más tarde en qué consiste) y el ID del bloque anterior. De esta forma, se genera una cadena de bloques, que contiene toda la historia de transferencias de bitcoins.

Los bloques los generan los “miners“, y antes de crearlos verifican la validez de todas las transferencias (es decir, que un usuario no haya gastado dinero que ya había transferido). Una transferencia que se ha quedado fuera de la cadena de bloques no es válida, y del mismo modo una transferencia dentro de la cadena se considera válida sin más operaciones.

Cuando un nodo genera un bloque, lo emite al resto de nodos. Estos verifican que el bloque esté construido correctamente y que sus transferencias sean válidas. Si no hay ningún problema, empezarán a trabajar con ese nuevo bloque como el final de la cadena.

Es posible que en un momento dado haya dos ramas de la cadena: un nodo ha emitido un bloque y en el mismo momento otro nodo ha emitido otro bloque distinto. En este caso, se conservan las dos ramas hasta que una de ellas sea más larga: esta será la que se mantenga, y la otra se desechará.

Mining: la generación de monedas
Bitcoin es una moneda sin una entidad central que controle la inflación ni la introducción de más dinero en el mercado. Por lo tanto, de nuevo hay que confiar en la técnica para controlar este aspecto: es el mining de monedas.

Cuando un nodo crea un bloque, además de todas las transferencias que haya verificado incluye otra más: una transferencia sin entradas. Cada vez que se verifica un bloque, se introducen nuevas monedas en el sistema. La tasa a la que se liberan nuevas bitcoins está controlada de tal forma que cada 4 años se reduce en el 50%. Así, está calculado que el número de bitcoins en circulación nunca pasará de los 21 millones.

Esto es un incentivo para los nodos de la red: cuantos más bloques verifiquen, más bitcoins ganan. Además, este enfoque hace en muchos casos más rentable ser un nodo honesto que malicioso (un nodo que permite el doble gasto de bitcoins). Además, permite controlar el aspecto de “escasez” como requisito para considerar a Bitcoin como una moneda.

Aspectos económicos de una moneda (o divisa)
La definición clásica de moneda se nos queda algo escasa. Moneda es la divisa de curso legal de una región o Estado. En este caso estamos hablando de una moneda o divisa que no es de curso legal en ninguna parte del mundo. Así que podemos definir moneda o divisa como las monedas, billetes o dinero virtual de determinada denominación. Por ejemplo, euros, dólares o libras esterlinas.

También podríamos decir que una moneda o divisa es algo que puede ser usado como medio de pago. Algo que se puede intercambiar por bienes y servicios. Y además se puede cambiar por otras divisas a un precio fijado por la oferta y la demanda. Es común cambiar euros por dólares cuando viajamos a EEUU, por ejemplo, ya que en EEUU usan dólares.

En este caso, Bitcoin es una divisa puramente virtual, ya que no existen billetes o monedas físicas con las que pagar. Bitcoin se almacena en nuestro ordenador y podemos gastar esta moneda en compras online, de momento, pero no sería de extrañar que diera el salto al mundo físico a través de tarjetas de crédito o pagos desde el móvil.

Seguridad y recomendaciones para posibles estafas
Matemáticamente es infranqueable. De lo contrario las personas de todo el mundo no depositarían su confianza en la moneda. Además, si en un futuro llegaran a existir algoritmos de cifrado y hash más viables y seguros, el sistema Bitcoin podría ser actualizado y hacer uso de la tecnología más novedosa del momento, garantizado siempre una seguridad óptima.

Sin embargo, si has estado siguiendo esta guía, sabrás que existe una manera de acceder a bitcoins ajenos: sustrayendo las credenciales. Es decir, aquello que conocemos como dirección privada. Sin embargo, esto no es novedad alguna para ningún sistema de transacciones, compras online o cualquier tipo de servicio.

Este obstáculo ha existido siempre desde la creación de Internet e incluso mucho antes: Si yo no protejo mis credenciales o le digo a alguien mi contraseña, podrán acceder ilícitamente a mi cuenta de banco, Paypal, correo, Bitcoin o lo que sea.

Y puesto que este riesgo no es realmente nuevo, significa que las prácticas para proteger y asegurar mis bitcoins son las mismas que usamos para proteger otros datos personales. Prácticas de las que seguramente ya seamos conscientes y ya estemos aplicando. He aquí algunas muy sencillas:

– No le muestres a nadie tu dirección privada: Por lo general, la dirección privada es guardada y protegida por la aplicación Bitcoin que uses. Sin embargo es también posible exportarla para, por ejemplo, usarla en otra aplicación e incluso, si hace falta, escribirla en un trozo de papel. Si en cualquier momento sospechas que alguien la podría haber obtenido basta con que generes otra dirección (son gratis e ilimitadas) y mandes tus bitcoins a la dirección nueva. 

– Usa la función de cifrado de tus aplicaciones Bitcoin: Hemos dicho que una buena aplicación Bitcoin guarda y protege la dirección privada en su interior. Sin embargo, esto no es obligatorio y muchas aplicaciones te permiten guardar las direcciones privadas sin protegerlas por contraseña si así lo deseas. Se supone que si lo haces tienes una buena razón para ello. Sin embargo, para la mayoría de personas es extremadamente recomendable tener siempre activada esa función.

– Usa una contraseña larga: Cuando hagas uso de la opción de cifrar tu cartera Bitcoin, asegúrate de usar una contraseña larga. Nada de “12345”. Si esta tecnología puede hacer infranqueable el sistema Bitcoin, también puede hacer infranqueable tu cartera Bitcoin si no usas una contraseña corta o fácilmente adivinable. El mundo real no es una película o un capítulo de CSI: cuando en la televisión ves que intentan “crackear una contraseña” es pura ficción pues en la realidad es imposible hacerlo sin adivinar la contraseña.

Si usas una contraseña larga, formada por varias palabras o incluso aún mejor toda una frase que para ti sea fácilmente memorable, tendrás la seguridad de que nadie podrá descifrar la cartera. ¡Nunca menos de 10 carácteres! Intenta también usar números, letras mayúsculas y símbolos si puedes pero no uses combinaciones aleatorias que puedan ser olvidadas fácilmente. Tu contraseña debe ser memorable para ti y cuanto más larga mejor.

– Mantén tu ordenador limpio de virus, software espía, troyanos o keyloggers (capturateclas): Si tu ordenador resulta infectado, no te preocupes, puede ocurrir. Puesto que seguramente cifraste tu cartera, por mucho que un atacante obtenga una copia de tu archivo donde se almacenan las direcciones privadas, no podrá hacer nada. Recuerda que esto no es una película y es imposible que descifre tus direcciones si usaste una buena contraseña. Limpia tu ordenador, relájate, y disfruta pensando en cómo se estarán tirando de los pelos al no poder acceder a tus direcciones.

Aún así, un ordenador infectado sigue siendo un riesgo muy alto, pues es posible que te espíen mientras pongas tu contraseña y la obtengan de esa manera. Por ello, es tu máxima prioridad mantener tu equipo seguro y actualizado. Si sospechas que podría haber habido una brecha de cualquier tipo, limpia tu ordenador o usa un ordenador seguro en el cual puedes generar una dirección nueva no comprometida y manda tus bitcoins a ella.

Esto significa también que no deberías conectarte a ninguna cartera online o gestionar tus bitcoins en un ordenador público o cualquier otro que no sepas que es seguro y confiable. 

– No uses carteras online en las que no confías: Si en vez de usar una aplicación offline instalada en tu ordenador, te decides por usar una cartera Bitcoin online, recuerda que es posible que el propietario de la página tenga acceso a tus direcciones privadas. Si no confías en el propietario o crees que su página no incorpora buenas medidas de seguridad, mejor no uses esa página. Debes valorar muy bien a quién le confías tus direcciones privadas.

Pérdida de las direcciones privadas
Hemos hablado de cómo proteger nuestras direcciones privadas ante un posible intento de robo. Pero existe otro riesgo muy importante que debes considerar: la pérdida. 

Normalmente no hay que preocuparse puesto que estas direcciones se guardan cómodamente en el interior de la aplicación Bitcoin que utilicemos.

Sin embargo, esto no significa que un día cualquiera nuestro disco duro podría ser formateado, deje de funcionar, etc. Antes de echarte las manos a la cabeza y dejar de leer, diré que este es un problema que tiene fácil solución y no debe preocuparte demasiado.

– Haz una copia de seguridad: En todos casos, uses la aplicación Bitcoin que uses, es recomendable hacer una copia de seguridad de tu cartera. Un buen programa siempre permite exportar la cartera (y todas sus direcciones que contiene) en un archivo y por lo tanto basta con que lo guardes en un lugar seguro. Por ejemplo, cómprate un pendrive USB que sólo usarás para este propósito. Guarda la copia de respaldo de tu cartera ahí y luego guarda el pendrive en un cajoncito u otro lugar confiable.

– Aplicaciones Bitcoin como Electrum disponen de un sistema de recuperación: Al iniciar Electrum por primera vez, te dará 12 palabras aleatorias. Estas palabras son la semilla que se usará para generar tus direcciones. Si en algún momento pierdes el acceso a tus direcciones privadas basta con que abras Electrum y escribas de nuevo esas 12 palabras para recuperar el acceso a todas tus direcciones. Puesto que se trata de simples palabras, estas pueden ser memorizadas y no llaman la atención si te las apuntas en un papel u otro sitio. 

– No pierdas u olvides tu contraseña: Puesto que no vivimos en un capítulo de CSI, si pierdes tu propia frase de paso no podrás acceder a tus propias direcciones. Por ello es importante que la frase de paso sea memorable. Recuerda que es mucho más importante que sea larga que no aleatoria. Una contraseña larga como “Caballo lechuga Automóvil mañana” es muchísimo más segura que “5X&axr”. Claro que si le puedes incluir algunos símbolos y números, mucho mejor. 

La única excepción a esto es si usas Electrum, pues podrás recuperar tu cartera con las 12 palabras aunque te olvides de la contraseña.

Con Bitcoin tú puedes ser tu propio “banco” y guardar de manera segura y confiable tu dinero. No dependes de extraños o de instituciones dudosas y siempre vas a tener acceso a ese dinero. A cambio tú debes ser responsable y proteger lo que te pertenece. 

Estafas
Por mucho que Bitcoin sea 100% seguro, si no somos sensatos y dejamos de lado el sentido común, puede pasar que caigamos en algún tipo de estafa. Si alguien que tú no conoces te promete el oro y el moro y te pide que le des dinero, puede que te quedes sin el dinero ni aquello que te prometió. Bitcoin sigue siendo dinero y por lo tanto debe ser tratado como tal y no con ligereza.

Cuando hagas tratos y negocios, pregúntate: “¿Quién es la otra persona? ¿Qué razones tengo para confiar en ella?”.

– Vendedores ilegítimos: Otro aspecto importantísimo que debemos recordar es la irreversibilidad de las transacciones. Bitcoin se comporta como dinero en efectivo y de la misma manera que no se puede ordenar la reversión de un pago realizado con billetes, tampoco es posible revertir un pago realizado en bitcoins.

Aunque esto supone una gran ventaja para vendedores que no deberán preocuparse por compradores que pidan el producto y luego retiren los fondos, el comprador sí deberá tener el cuenta la reputación y legitimidad del negocio con el que esté tratando. 

Un buen indicio de la legitimidad de un negocio o tienda online, es el conocimiento de la identidad real del vendedor, así como también el número del registro mercantil o el nombre legal de la empresa que opera el servicio. De esta manera, en caso de queja o reclamación, el negocio estará sujeto a las leyes locales y de protección del consumidor. Debemos pensar, por lo tanto, como si estuviéramos comprando con efectivo: “¿Realmente le compraría un televisor, por ejemplo, a una persona anónima que me encuentro por la calle?, ¿O prefiero comprarlo en una tienda respetable, conocida y cuya identidad real conozco?”. 

Con Bitcoin, las tiendas que mejor cuiden su imagen corporativa y su reputación serán también las más exitosas.

– Seguridad gracias a un servicio de fideicomiso: Si realizamos compras de particular a particular, como por ejemplo artículos de segunda mano, es posible usar un servicio de fideicomiso que muchas páginas especializadas en venta de segunda mano con bitcoins ya ofrecen. Nosotros realizamos el pago a la página y esta no lo procesa al vendedor hasta que el producto ha llegado a su destino. Una de las páginas que ofrece servicio de fideicomiso es la página de subastas y venta de segunda mano Bitmit. (En inglés se llama “escrow”).

 

Conclusiones

El futuro del Bitcoin es muy incierto (no es que guste mucho a las divisas tradicionales ni a los gobiernos), pero creo que la voluntad tanto de clientes como de negocios para sacarla adelante está ahí.

Si quieren que Bitcoin tenga éxito, el proceso para obtener esta moneda tiene que ser mucho más sencillo. Consecuencias políticas y económicas aparte. No son muchos los usuarios que tienen a priori todo el conocimiento técnico necesario para aprender a enviar, recibir y generar estas monedas, y es la prioridad máxima para que una gran masa de internautas adopte la moneda.

Bitcoin cuenta con una tecnología considerablemente compleja detrás, y que garantiza que se pueda usar como moneda: sin que cualquiera pueda crear dinero por las buenas, asegurando que sólo puedes gastar tu dinero una vez y no reutilizarlo, y controlando la introducción de nuevas monedas en el mercado. Además, al basarse en tecnologías seguras (SHA256, ECDSA) parece difícil (tampoco me atrevería a asegurar nada en ningún sentido) que sea vulnerable.

De todas formas, como experimento y como modo de ver cómo puede cambiar una moneda en un futuro donde internet cobra cada vez más protagonismo es muy interesante.

Sobre si tendrá éxito el bitcoin el único motivo por el que puede tener éxito Bitcoin es precisamente por su escasez por diseño. En el entorno económico en el que nos encontramos puede que la moneda sea un valor refugio para ahorradores que no quieren ver como pierden sus ahorros por malas decisiones de políticos.

Ahora bien, también tendrá sus enemigos. Si esta moneda empieza a ser relevante podría poner en peligro las estructuras político-económicas del mundo. Y por tanto podría ser declarada ilegal, simplemente porque los Estados no quieren perder el control de la moneda, una herramienta fundamental para manipular (en el buen sentido) la economía.

Y tampoco olvidemos que al ser una moneda P2P las transacciones no tienen que pasar por ningún banco. Esto significa que es muy sencillo realizar transacciones económicas sin que quede registro y por tanto sin pagar impuestos. Esto es muy peligroso para los Estados. Sin impuestos no hay servicios públicos, ni pensiones ni infraestructuras tal y como las conocemos.

Por tanto parece complicado que tenga éxito. Primero porque es complicado que sea aceptada en la sociedad, a no ser que pierdan la fe en sus monedas tradicionales (podría pasar si hay inflaciones altas). Y segundo, porque contaría con mucho poder en su contra si empezara a tener cierto éxito.

Noticias relacionadas

La fiebre del oro se llama bitcoin.
La moneda virtual empieza a convertirse en refugio de especuladores.
El miércoles la cotización se despeñó de unos astronómicos 266 dólares a los 105. No era el oro, ni el barril de petróleo, ni el euro. Era el bitcoin, una moneda virtual que empezó a cotizar hace cinco años a un par de dólares y que en las últimas semanas vive una locura coincidiendo, en parte, con el inicio de la crisis chipriota.

La fortuna los gemelos Winklevoss, que dieron con Mark Zuckerberg los primeros pasos de la red social Facebook, en bitcoins es de 183.000 dólares o de 24,7 millones, todo depende de si sus bitcoins cotizan a dos dólares como en 2009 o a casi 270 como el pasado miércoles.

Pese a esas locas fluctuaciones, Cameron Winklevoss no duda: “Las monedas virtuales están aquí para quedarse”, ha declarado a The New York Times. “Hemos elegido poner el dinero y la fe en un sistema matemático que esté libre de la política y del error humano”.

http://economia.elpais.com/economia/2013/04/12/actualidad/1365782100_001816.html 

Bitcoin: la revolución matemático-monetaria.
Con la moneda electrónica, descentralizada, encriptada y esencialmente anónima, los pagos no están controlados ni tienen que ser validados por ningún organismo central, financiero o bancario.

Estamos probablemente asistiendo a la mayor revolución monetaria desde la invención del papel moneda…pero pocos lo sospechan todavía. La criptografía matemática ya ha revolucionado el Mundo de las comunicaciones en Internet al permitir transmisiones de datos seguros, y con ello el desarrollo del comercio electrónico. Y ahora entramos en una nueva era. El dinero electrónico no es una novedad. La gran novedad que ofrece bitcoin es el de ser una moneda electrónica, descentralizada, encriptada (esto es no falsificable) y esencialmente anónima. Los pagos no están controlados ni tienen que ser validados por ningún organismo central, financiero o bancario, estatal o privado. Es un intercambio de moneda P2P similar al intercambio de archivos P2P.

Otro aspecto revolucionario del bitcoin es su carácter mundial e independiente de un país o Gobierno gracias a ser completamente descentralizado. Ello permite transferencias internacionales instantáneas, gratuitas y anónimas. Los bitcoins traspasan fronteras de una forma tan simple como creando en la nube un monedero electrónico encriptado. A partir de ahora regular estas transferencias de capitales será como poner puertas al campo. Los bits no tienen patria.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/03/25/actualidad/1364244613_310292.html 

La red antisocial de los bitcoins
A algunas personas sencillamente les molesta la idea de que el dinero sea algo humano.

Puede que el desbocamiento del bitcoin no haya sido la noticia económica más importante de las últimas semanas, pero fue sin duda la más entretenida. A lo largo de menos de dos semanas el precio de la “moneda digital” se triplicó con creces. Luego cayó más de un 50% en pocas horas. De repente, parecía como si hubiésemos vuelto a la época de las puntocom.

La importancia económica de este vaivén era básicamente nula, pero el furor por el bitcoin fue una útil lección sobre la forma en que la gente malinterpreta el dinero, y más concretamente, cómo les engaña el deseo de separar el valor del dinero de la sociedad a la que sirve.

Al contrario que las transacciones con tarjetas de crédito, que dejan un rastro digital, las transacciones con bitcoins están diseñadas para ser anónimas y no rastreables. Cuando transfieres bitcoins a alguien, es como si entregases una bolsa de papel con billetes de 100 dólares en un callejón oscuro. Y como cabía esperar, el principal uso que se da al bitcoin hasta el momento, aparte de como blanco de la especulación, es para realizar las versiones electrónicas de esos intercambios en los callejones oscuros, ya que los bitcoins se cambian por estupefacientes y otros artículos ilegales.

http://economia.elpais.com/economia/2013/04/18/actualidad/1366310784_208220.html

Anuncios

Acerca de Ciberseguridad GITS Informática

Asesoría para Padres y Adolescentes, Educadores, Empresarios y Trabajadores, Administraciones Públicas y Privadas, Asesoría, Seminarios, Docencia y Divulgación en materia de Ciberseguridad, Delitos Informáticos y Privacidad del Internauta.
Esta entrada fue publicada en Bitcoin y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s